Marcadores del blog

martes, 28 de febrero de 2017

La masoquista

Una mulata se acaba descubriendo su lado masoquista

(Resubido) La madre, el amigo del hijo y el tonteo sin fin

¿Qué harías si la madre de tu mejor amigo fuese tu amor platónico y esta diese a entender que le gustas?

Este relato NO es reciente, fue una saga que escribí en mis inicios y no está corregido de manera definitiva. Me prometí a mí mismo, que dejaría tal cual mis relatos para ir viendo el progreso que hacía como escritor, por lo tanto, es muy probable que quien lea este relato encuentre algunos errores.
Es un relato muy largo debido a que son (creo recordar) cinco capítulos unidos en uno solo. Espero que quien sea que lo lea, lo disfrute. ¡Un saludo!

Los pecados capitales de una madre

Una madre con mucho carácter se inicia en un dojo de artes marciales donde, casualmente, están los peores tres enemigos de su hijo.


Este relato, fue escrito por mí para el ejercicio XXVIII (28) que se celebró el año pasado. Lo hice bajo el Pseudonimo de Luz verde, debido a una broma hacia mis compañeros autores, pero es mi relato y quiero dejar esto bien claro.
Todos los relatos que hay en este blog, a no ser que yo avise lo contrario, son totalmente míos.

Además, veréis que tiene las mismas caracteristicas que los otros relatos que he escrito, de la misma forma y con la misma técnica. ¡Un saludo!

lunes, 27 de febrero de 2017

He vuelto

Debido a una conversación con una amiga, he recordado que tenía un blog privado.

No es que lo hubiese olvidado por completo, pero no había vuelto a escribir en absoluto... Ni relatos eróticos ni no-eróticos. Hubo un tiempo en el que tuve que trabajar, otra que me la he pasado estudiando... Y otra donde no hacía nada pero no tenía motivación alguna para escribir.

Prometí realizar varios relatos, promesas que no pude cumplir porque no me salía. No era capaz de escribir nada en absoluto. Todos los argumentos, personajes y demás que intentaba crear se desvanecían y acabé abandonando la página.

Sin embargo, algunas veces me he sorprendido con volver a escribir estas historias... Sin presiones ni agobios, sin promesas.

Si queda alguien que quiera seguir leyendo, aquí estaré escribiendo. Esta vez no buscaré a nadie que me lea: Escribiré para mi mismo.

Un saludo!